Pasta sin gluten con salmón y espinacas

.pasta sin gluten en perpiacere

Receta de: mis-recetas.org

Ingredientes (6 comensales)

300 gr pasta sin gluten
150 gr salmón ahumado
1 cebolla grande
3 tomates secos
1 cucharadita granos pimienta verde
1 cucharadita alcaparras
2 cucharadas creme fraiche o yogur natural
50 gr queso parmesano
100 gr espinacas baby
al gusto pimienta molida
1 cucharadita aceite oliva
al gusto sal

PASOS

  1. Cortar la cebolla en rodajas finas y sofreír.
  2. A los cinco minutos echar los dos tomates secos y la cucharada de granos de pimienta verde y mezclar bien.
  3. Sofreír sobre fuego lento, removiendo de vez en cuando, durante 14 minutos.
  4. Lavar y cortar en juliana las espinacas. Agregar a la sartén.
  5. Dejar 5 minutos, removiendo de vez en cuando.
  6. En una olla grande, cocer la pasta sin gluten según las instrucciones del paquete.
  7. Echar el salmón en tiritas a la sartén y mezclar.
  8. Echar la creme fraiche (se puede sustituir con yogur natural para una versión mas light).
  9. Añadir el queso parmesano rallado y las alcaparras. Mezclar.
  10. Escurrir la pasta y echarla a la sartén. Mezclar muy bien. ¡Listo!

No te olvides en Perpiacere Gourmet (c./Padilla,68 Madrid)  tenemos la mejor pasta sin gluten italiana

Anuncios

VINAGRE DE CERVEZA ACE TO 32 VIA DEI BIRRA

aceto32

Si estas aburrido de tus ensaladas, de tus platos sin un toque de sabor, 
nuestro VINAGRE DE CERVEZA ACE TO 32 VIA DEI BIRRAI...

ACE 32
Vinagre cerveza de oxidación lenta de la temperatura natural.

Apariencia:
Color amarillo pajizo con reflejos ámbar y naranja brillante. 

Bouquet:
Fresca acidez volátil y crujiente.

Sabor:
Entrada sabor afrutado, a continuación, la acidez envuelve
 y  aporta frescura.

Método de obtención:
La cerveza se hace  oxidar lentamente a temperatura natural, es decir, 
sin forzar. 
El procedimiento es lento y los meses que emplean tradicionales, respeta las 
características organolépticas de la materia prima y en realidad amplifica 
gracias a la "acidez que actúa como soporte de aromas y además añade
frescura y profundidad.

Acidez:
6,5%

Maridaje sugerido:
Los alimentos fritos, pescado "ricos" como el salmón y camarones, pastas, 
ensaladas...
Dulces de chocolate. Diluido en agua o cócteles. 

Capacidad botella:
250 ml

Fusilli al tegamino

fusilli perpiacere gourmet

Ingredientes:
Pasta Fusilli, 3 huevos, 1 mozzarella, parmesano rallado, salsa de carne.

Preparación:
En cazuelitas de barro, con huevos y mozzarella gratidanos al horno.
Preparar los fusilli.
Poner la olla con el agua a hervir.
Preparar la salsa de carne .

En un bol, poner el huevo rallado, en otro bol rallar la mozzarella.
Pre calentar el horno a 160º. Preparar las cazuelas de barro.
Escurrir los fusilli.
Condimentar con la salsa.
Añadir el parmesano rallado.
Poner una cama de salsa en las cazuelas.
Poner una cama de fusilli.
Disponer una capa de huevo y mozzarella.
Otra capa de salsa y parmesano rallado.
Introducir en el horno durante 10 minutos aproximadamente.

Receta de recetas-italianas.com

Cómo hacer un buen café con la moka en casa

Cafe Perpiacere Gourmet

1. Materia prima: la base del éxito

Un buen café depende de la calidad de sus ingredientes. Por eso te recomendamos la variedad de cafés que te ofrece PERPIACERE, tanto para después de comer, especial para capuccinos, para todo el dia, para después de cenar…

No vale cualquier agua: demasiado cloro o cal afectarán al resultado final. La leyenda cuenta que el café de Nápoles es insuperable debido a la particular composición del agua de esta ciudad. Los más sibaritas utilizan agua mineral para rellenar sus cafeteras.

2. Llenar la cafetera de agua: el equilibrio

Es fundamental conseguir el punto justo de agua: ni pasarse ni quedarse corto. Sobre todo que el agua no rebose por encima de la vávula ya que empararíamos el café y perdería su sabro.

El truco que usan los italianos es servir agua hasta alcanzar el centro de la válvula circular por la que la cafetera deja escapar vapor. Procura que esa válvula nunca quede totalmente sumergida. De esta manera, cada taza tendrá la proporción justa de agua y de café.

3. Dosificar el café: un arte desconocido

Déjalo caer suavemente sobre el filtro de metal (con forma de embudo) hasta formar una pequeña montaña cuyo pico supere ligeramente el borde del filtro. Después pon esa montañita al ras mediante pequeños golpes laterales a la cafetera con una cucharilla.

Si el café está en una caja, usa una cuchara para rellenar el filtro.

No presiones el café para que quepa más cantidad en el filtro y tampoco lo manipules: deja que se asiente suavemente y sin forzarlo.

4. Encender el fuego: paciente y constante

Es muy importante que el calor que recibe la cafetera se mantenga constante. Los cambios bruscos de temperatura pueden arruinar el sabor.

Mantén la tapa abierta hasta que el agua empiece a salir y oigas el típico “fssshhhh”,  en ese momento bajamos la intensidad del fuego al mínimo y bajamos la tapa. Tener el fuego bajo hace que el agua salga poco a poco a través del café y por lo tanto la bebida queda más concentrada. Lo de bajar la tapa es para que no salpique  y nos ponga la cocina hecha un desastre.

En caso de que uses un fuego con llama, procura que nunca supere la base de la cafetera.

5. Remover antes de servir

Pocos saben que antes de servir tenemos que mezclar el café en la propia cafetera. Para que la bebida sea homogénea, abriremos la tapa de la cafetera y removeremos el líquido con una cucharilla.

Así evitaremos que algunas tazas tengan más concentración de café que otras.

6. Lavar la cafetera y dejar secar

La cafetera debe lavarse con agua abundante y muy caliente. Se hace a mano: no pueden usarse estropajos. Los únicos detergentes admitidos son los que no tienen ningún tipo de aroma, y solo deberían usarse si no es posible dejarla completamente limpia con un buen chorro de agua.

Concentra tus esfuerzos en dejar impoluto el filtro. Separa las diferentes piezas y deja que se sequen: solo entonces podrás volverla a montar y guardarla.

Y ahora… disfruta de un buen café.

Salsa Vegetariano Matto ¡¡ Novedad en Perpiacere !!

VEGETARIANO MATTO PERPIACERE GOURMET

¡¡ NOVEDAD EN PERPIACERE !!

Una rica salsa  con alcachofas, albahaca, espinacas y perejil hábilmente combinados con nueces, puerro y un “poco de ajo, todo ello acompañado de un excelente oliva virgen extra

Curiosidad De la necesidad de recuperar  en todo lo posible los productos de la tierra, ha nacido esta receta campesina con verduras

Sirviendo Una alternativa al pesto, armonioso indicada en crostini y gnocchi

NACIÓN Italia
REGIÓN Abruzzo
INGREDIENTES Aceite de oliva virgen extra 45%, 39,7% alcachofas, albahaca 3,2%, 4,3% NUECES, puerro 2,8%, 2,4% de espinacas, perejil ,  ajo, la sal , pimienta blanca
 PESO NETO  200 g.
CONSERVACIÓN Almacene en un lugar fresco y seco. Refrigere después de abrir

Salsa PUTTANESCA

salsa putanesca-perpiacere

Es una salsa para acompañar pastas, típica del centro de Italia.

Sus ingredientes tradicionales son aceite de oliva (preferentemente extravirgen), guindilla o, si no hay, pimiento,  perejil fresco, orégano fresco, aceitunas negras en salmuera, puré de tomate, ajo a piacere (a gusto); se puede agregar cebolla y zanahoria rallada e incluso unas gotas de vino (preferentemente tinto), todos estos ingredientes en proporciones adecuadas.

El curioso nombre de esta salsa es atribuido a la prostitución de la Edad Media, se dice que las mujeres que entonces practicaban la prostitución callejera en las noches de invierno al tener que “fare lo squillo” o “il giro” (el giro, la vuelta por las manzanas de las ciudades) requerían los fideos acompañados con una salsa rica en calorías. Otra versión del origen de esta receta es que cuando los marinos que pescaban las anchoas, llegaban al puerto de Napoles y mientras vaciaban sus bodegas se refugiaban en las casas de cita de la ciudad. Los marinos por los servicios prestados por las prostitutas, les pagaban con este pescado. Al final todos comían anchoas preparadas por las damas, lo que se hizo famoso y luego no sólo vendían sus cuerpos sino este fantástico platillo. Otra versión relacionada con la etimología de la salsa putanesca hace referencia a la actividad nocturna de las prostitutas, motivo por el cual se levantaban tarde en la mañana y al llegar al mercado solo quedaban algunas cosas sueltas para preparar la salsa, y así nació esta receta hecha con lo que quedaba en los puestos.

Esta deliciosa salsa es como ya sabéis, para mezclar con la pasta.
El nombre del plato más conocido que lleva la puttanesca, son los “spaghetti  (linguini) alla puttanesca”, aunque como siempre digo, cualquier otro tipo de pasta le iría bien, unas mejor que otras sí, pero no dejéis de hacerla si lo único que os falta para el plato son los linguini. 🙂 Con unos papardelle estará igual de buena